Porsche presenta el segundo vehículo del proyecto “TAG Heuer y Porsche – Leyendas de la Panamericana”

Autodesign > Noticias > Porsche presenta el segundo vehículo del proyecto “TAG Heuer y Porsche – Leyendas de la Panamericana”

En el marco de la edición número 36 de La Carrera Panamericana, y en un evento llevado a cabo en el Museo Kaluz, tras la primera parada en Ciudad de México, Porsche reveló el segundo vehículo del proyecto “TAG Heuer y Porsche – Leyendas de la Panamericana”, consistente de solamente dos autos únicos.

Dicha edición que lleva por nombre Porsche 718 Cayman GT4 RS Carrera Panamericana Special muestra en el toldo y en las puertas el número de competencia 152 y será subastado en una puja abierta para clientes nacionales e internacionales el próximo año, el monto recaudado será destinado para fines benéficos.

Cabe mencionar que ambos autos, tanto el 152 como el 154 – que fuera conducido por Patrick Dempsey y Víctor Medina, piloto certificado de Porsche – en la icónica carrera, forman parte del proyecto Sonderwunsch, desarrollado en colaboración de TAG Heuer y Porsche, con la intención de rendir un tributo al Porsche 550 Coupé con el que dos equipos de clientes compitieron en la Carrera Panamericana en 1953.

Basado en el 718 Cayman GT4 RS, el detalle y la diferenciación de este nuevo deportivo se concentran en el aspecto estético, sin olvidar algunos ajustes técnicos que enamoran a los fanáticos tanto de la casa como de la mítica prueba mexicana.

Por ejemplo, se recurre a la imagen LeMans, basándose en la pintura plata metálica alusiva a esta importante prueba de resistencia. Por cierto, ese tono se repite en muchos elementos, incluidos los rines. Por su carácter deportivo formal, este homenaje vivo recurre a un tanque de 90 litros para sortear cualquier viaje de larga duración sin sacrificar su elevado rendimiento dinámico.

Las ventanillas traseras son relevadas por triángulos en fibra de carbono, que ayudan a la respiración de la cabina. Se acompaña del sistema de elevación neumático del eje delantero para una mejor salida de rampas y al mismo tiempo se dispone de la transmisión de doble embrague para una mejor respuesta del tren motor. Acompañan pinzas de freno en terminado negro de alto brillo, un guiño a las actuales tendencias de estilo.

En el tenor de belleza nostálgica, destaca el enorme número 152 dispuesto en las puertas y en el techo, iluminado en un irresistible color amarillo limón que evoca aquellos románticos tiempos de las carreras. En brillante contraste predominan dos enormes logos siempre asociados al mundo de las carreras: al frente, el escudo en negro de la firma relojera TAG Heuer, mientras el doble pegaso rojo del aceite Mobil 1 −icono de aquellos años puristas−, resalta en la esquina superior de las salpicaderas.

Por cierto, el color plata se extiende a casi todos los elementos aerodinámicos del auto. Desde los ductos tipo NACA del frontal, pasando por la fascia y las tomas inferiores de aire (llamadas air blade por los de casa), cerrando con el enorme alerón ajustable; todo en plata metálico o en un tono muy próximo. El masivo apéndice aerodinámico incluye en sus costados verticales logos de la compañía relojera (TAG
Heuer), en un discreto, pero innegable tono negro de gran visibilidad.

Curiosamente, la leyenda Porsche en el medallón o última ventana, es un guiño a los autos de competencia de la firma de Stuttgart, en tanto las luces traseras vienen completamente en rojo, un detalle interesante frente a las exigencias de señalización.

Respecto al interior, destaca la casi completa inclusión del paquete Weissach, que incluye vestiduras en el bello y avanzado textil Race-Tex, aderezado de insertos de piel genuina en los puntos de mayor contacto, paneles decorativos específicos para esta versión y varios detalles de inspiración deportiva profesional como el extinguidor. La excepción, por lo menos para esta versión homenaje, es la ausencia de la jaula contra vuelcos (roll-cage). De este paquete sobresalen los asientos tipo baquet en tapicería de piel de color rojo, con bordados alusivos a la Panamericana en sus cabeceras, el uso extendido de costuras que contrastan, pero hacen juego en todo el interior a manera de una intención de autos de carreras, aderezado con el lujo de primer nivel que siempre ha caracterizado a la casa.

Nuevamente la piel negra se utiliza para los paneles de mayor uso como el volante, la consola central, el tablero y los postes A. Toda una atmósfera de elegancia, quizá un poco alejada del pragmatismo habitual de una cabina de carreras, pero esos detalles finos son los que arroban nuestra mirada.

Entre los extras reseñables figura el paquete Sport Chrono, (que permite el conteo de vueltas y tiempos en circuito), la pedalera y el descanso para los pies del pasajero en aluminio, sus tapetes exclusivos, el uso de correas en color rojo en lugar de las típicas manijas, la llave pintada en plata metálico con su funda en piel y la personalización del nombre del usuario en grabado laser.

Finalmente, le acompaña un sistema de sonido firmado por Bose y varios detalles curiosos como las rejillas del sistema de ventilación interior con discretos logos de TAG Heuer.

Related Posts

, , ,

Porsche duplica el tamaño de la gama del Macan 100 % eléctrico

Porsche ha ampliado significativamente su gama de SUV eléctricos con la introducción del Macan con...
nuevo Panamera logra un récord en Nürburgring
, ,

El nuevo Panamera logra un récord en Nürburgring Nordschleife

Porsche deja huella en el emblemático circuito alemán. La versión más poderosa del nuevo Panamera...
, ,

Porsche entrega más 150 mil unidades en lo que va del 2024

En un año de lanzamientos de productos, Porsche mantiene ventas estables en la primera mitad...

Leave a Reply

Anuncios