Mercedes-AMG One, el primer coche con motor de F1 es una realidad

Autodesign > #ADGreen > Mercedes-AMG One, el primer coche con motor de F1 es una realidad

Sin duda el Mercedes-AMG One ha sido, desde sus inicios como concepto, un auto único y ambicioso, además de exclusivo, que por fin sale a luz en su versión final de producción.

Después de cinco años se hizo realidad lo que es el primer coche de calle impulsado por un motor de Fórmula 1.

Detrás de este proyecto que dará vida a 275 unidades con un valor de más de 2,5 millones de euros cada una, lo que nos encontramos es uno de los coches más avanzados que jamás se hayan producido en serie en la industria del automóvil, teniendo en cuenta además que hablamos de un coche con homologación para la circulación en carretera abierta.

Los diseñadores, ingenieros y algún que otro directivo de AMG, han admitido en no pocas ocasiones que crear el AMG One ha supuesto semejante desafío tanto en lo técnico como en lo económico, que es prácticamente imposible que volvamos a ver algo así. La razón principal está en la idea de crear un hiperdeportivo a partir de la misma tecnología presente en un Fórmula 1, poniendo especial énfasis en cómo el tren de propulsión ha tenido que ser evolucionado para adaptar el motor 1.6 V6 Turbo que hizo campeón a Lewis Hamilton al uso en carretera.

En números, asombrosos evidentemente, el Mercedes-AMG One desarrolla una potencia máxima combinada de 1.063 CV, una cifra fruto del trabajo conjunto de 1 motor térmico y otros 4 eléctricos. En primer lugar nos encontramos con el motor 1.6 V6 Turbo de 574 CV a 9.000 rpm, siendo capaz de girar a 11.000 rpm y estando derivado directamente del sistema de propulsión empleado por Mercedes-AMG en Fórmula 1. Este motor ha sido precisamente uno de los grandes quebraderos de cabeza de este proyecto, pues en primer lugar ha habido que fiabilizarlo para soportar un vida útil muy superior a la que ofrece en competición, aunque supondrá una reconstrucción cada 50,000 km. En segundo lugar porque se ha adaptado su funcionamiento para poder lidiar con todo tipo de usos, confirmando la propia AMG que llevó 9 meses conseguir el ralentí adecuado. Y en por último, porque este motor ha sido adaptado a las normativas anticontaminación vigentes.

Pero este propulsor gasolina tiene además una importante curiosidad en forma de turbocompresor eléctrico, siendo capaz de desarrollar 122 CV, una presión máxima de 3,5 bares y estando gobernado por un generador que es capaz tanto de recuperar energía de los gases de escape, como impulsar la turbina hasta las 100.000 rpm con total independencia del giro del motor. A ello debemos añadir la integración de un segundo motor eléctrico entre el propulsor V6 y la transmisión secuencial de 7 relaciones, un propulsor que hace las veces de KERS con una potencia máxima de 163 CV.

Terminando el despliegue de motores con otros dos propulsores eléctricos en el eje delantero, con una potencia máxima de 326 CV total y siendo capaces de funcionar por sí solos o en paralelo al motor híbrido que mueve las ruedas traseras. Para alimentar estas cuatro máquinas eléctricas, AMG recurre a una batería de iones de litio con 8,4 kWh, teniendo como principal característica el uso de refrigeración por inmersión en pos de mantener lo más constante posible la temperatura óptima de trabajo (45ºC), pues la arquitectura eléctrica del AMG One trabaja a 800 voltios y ha sido diseñada para ser capaz de soportar elevados picos de carga y descarga. En modo 100% eléctrico, el Mercedes-AMG One será capaz de recorrer hasta 18,1 kilómetros, contando con un cargador interno de 3,7 kW para restaurar la energía del acumulador.

Disfrutando de hasta 6 modos de manejo diferentes: Race Safe, Race, EV, Race Plus, Strat 2 e Individual, el Mercedes-AMG One es capaz de hacer el 0-100 Km/h en 2,9 segundos, el 0-200 Km/h en 7 segundos y alcanzar los 352 Km/h de velocidad punta.

Otra de las maravillas del Mercedes-AMG One es el uso de un chasis monocasco de fibra carbono que es gran culpable de que el peso de este hiperdeportivo híbrido se haya quedado en 1.695 Kg en orden de marcha. A ello se añade una suspensión de tipo push-rod que es adaptativa y permite modificar la altura del vehículo, aerodinámica activa con aletines sobre los pasos de rueda delanteros y un alerón posterior capaces de modificar su inclinación en función de las necesidades de downforce, frenos carbocerámicos y rines de magnesio carenados con cubiertas de carbono sobre las que se instalan neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2R M01 en medidas 285/35 ZR 19 para el eje delantero y 335/30 ZR 20 para el eje trasero.

Durante el próximo Goodwood Festival of Speed, celebrado del 23 al 26 de junio, será la primera vez que podramos ver en movimiento al Mercedes-AMG One de producción. Toda su producción comenzó en 2017, y las primeras entregas a clientes serán para finales de este año 2022.

Related Posts

G-63-Edition-55_2
, ,

Las ediciones especiales del 55 aniversario de Mercedes-AMG

Celebrando los primeros 55 años de Mercedes-AMG, se presenta una familia de productos exclusivos edición...
Audifonos inalámbricos Mercedes-AMG
, , ,

Audífonos inalámbricos Mercedes-AMG x Master & Dynamic

Mercedes-Benz y la empresa de audio de Nueva York, Master & Dynamic, presentan nuevos audífonos...

Leave a Reply