Pulse Abarth, picadura de escorpión a la italiana

Autodesign > #ADTest > Pulse Abarth, picadura de escorpión a la italiana

La última vez que el escorpión italiano más letal de todos, estuvo presente en territorio mexicano, fue hace unos cinco años. Por allá de 2019, el Fiat 500 Abarth Edición Especial Tributo a México, fue el último espécimen heredero del ADN deportivo, hoy la historia es diferente, ya que ahora le tocó al Fiat Pulse recibir el tratamiento deportivo.

Para comenzar, debo decir que el resultado obtenido más que positivo, es interesante. Hay que aplaudir que se logró ir más allá de la simple estética, logrando diferenciar al Pulse de su versión normal, con buenos detalles a nivel desempeño.

Alta costura italiana

Para esta versión, estéticamente, Pulse se deshace de cualquier elemento que haga alusión a la firma italiana y borra todo lo que diga “Fiat”, salvo la pequeña bandera italiana ubicada en la parrilla. La palabra Abarth y el escorpión son un detalle perfecto para esta versión, colocados estratégicamente en varios puntos. La deportividad se hace presente también en rines negros de 18”, vinilos decorativos, así como una doble salida de escape, difusor trasero, el bitono de la carrocería y espejos laterales.

A nivel visual, Pulse Abarth logra su cometido satisfactoriamente, la estética exterior está muy bien resuelta y la apariencia es un verdadero acierto, a la hora de tratarse de una versión deportiva.

Por su parte el interior, también presume ciertos elementos propios. El escorpión se hace presente en volante, forro de palanca, respaldo de asientos y en una pequeña placa conmemorativa colocada en el tablero, a la altura de la guantera. Detalles en color rojo, no podían faltar, así como una pequeña dosis de acabado negro piano.

Fuera de lo anterior, nos encontramos con el Pulse de siempre. Cuadro de instrumentos digital, pantalla de 10.1”, conectividad inalámbrica para ambas plataformas, así como el panel de operación compartido entre algunos accesos multimedia y el sistema de aire acondicionado.

Predominan los plásticos de tacto duro y algo brillantes, cosa que no termina de convencer, sin embargo hay un recubrimiento acolchado el tablero, que simula fibra de carbono, y que me pareció un buen detalle. El habitáculo es cómodo, amplio y sobre todo, agradable visualmente.

Dos bolsitas extra por favor

A nivel de seguridad, digamos que el Pulse Abarth “cumple”, su mayor defecto podría decirse, es que solamente ofrece cuatro bolsas de aire, cuando lo ideal es que fueran seis como mínimo. Además de sus respectivas asistencias de seguridad pasiva, como ABS y ESC, Al estar basado en la versión Audace, encontramos algunas asistencias avanzadas como frenado autónomo de emergencia, mantenimiento de carril y luces altas automáticas.

El escorpión haciendo de las suyas

Ahora sí, vayamos a lo que probablemente sea lo más interesante de este Abarth. Más o menos al principio de estas líneas, hice mención que se notaba que para esta versión, no solamente se enfocaron en el apartado estético, sino que también se nota que la puesta a punto es diferente y con ese toque picosito que se busca en una versión como esta.

Para empezar, bajo el cofre se opta por un bloque 1.3 litros Firefly, mismo que ahora está configurado para entregar 173 hp y 198 lb-pie de par, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades.

Lo anterior le favorece en el dinamismo de su marcha, aunque esta última, mejora considerablemente al tener activo el modo sport, que al menos en esta ocasión es bautizado como “Poison” y que se activa a través del botón rojo colocado en el volante.

Aquí, algunos parámetros de conducción, se tornan deportivos, incluido el tacto de la dirección y el sonido del escape, es que en el Cinquecento era tan característico, aquí sinceramente se queda un poco corto y le faltan un par de notas para alcanzar el tono.

Pulse Abarth, no es el “pocket rocket” que solía ser el Fiat 500 al ser tocado por el escorpión, personalmente creo que se queda lejos de serlo, sin embargo el tratamiento recibido en Pulse, no es nada malo, en ninguno de los aspectos mencionados y creo que justo me parece hasta cierto punto, injusto compararlos, ya que estamos ante dos vehículos totalmente diferentes, aún al estar tocados por el mismo “preparador”

Son $479,500 lo que hay que desembolsar por pertenecer al abolengo deportivo italiano con el Pulse Abarth

Related Posts

Fiat Pulse Abarth
, ,

Fiat Pulse Abarth llega a México con mucha deportividad

Abarth escribe un nuevo capítulo en su historia con el nuevo Fiat Pulse Abarth. El...
, , ,

Abarth presenta el nuevo Abarth 600e, potencia al máximo

El nuevo Abarth 600e está realizando las últimas pruebas y debutando en público por primera...
, ,

Nuevo Abarth 695 75° Anniversario, edición de aniversario

Abarth cumplirá pronto 75 años, un hito importante y un récord más para la marca...

Leave a Reply

Anuncios